Educación Financiera / #TipFamiliar

Hablaremos de Educación Financiera para nuestros hijos...

Ni tanto para arruinarlo ni tan poquito como para que lo resienta.  

¿Cuánto es bueno darles a mis hijos en lo material?  Es una pregunta común que me hacen.  

Por un lado, si les doy muy poco, pueden llegar a resentir de por qué tienen menos que su círculo de amigos. 

Y si por el otro lado, le doy mucho, le pueden perder el respeto y el valor al dinero, arriesgando no saber hacerlo, mantenerlo o hasta eventualmente perderlo.

Les propongo lo veamos desde otro punto de vista, inculquemos en ellos estas 3 formas de pensar:

  • El primero es, que el dinero es un medio, no un fin.  El dinero nos permite disfrutar más actividades, vivir con más comodidad y tranquilidad.  Para reforzar esta idea con ellos podemos hacerles preguntas como ¿ustedes qué quisieran tener o vivir?, y lograr que su esfuerzo vaya dirigido a eso y no al dinero.
  • El segundo es, que hacer dinero es divertido cuando hacemos lo que nos apasiona.  Todos tenemos un súper poder, que es aquello para lo que somos buenos y nos gusta hacer, si logramos hacer de esto nuestro trabajo, seremos los mejores haciéndolo, por ende, nos irá mejor, nuestra autoestima será más alta y seremos más felices.  Esto podemos reforzarlo apoyándolos para que busquen y practiquen lo que más les gusta y se esfuercen en ser los mejores en eso.  
  • Y, por último, el dinero se hace con esfuerzo, nada es gratis ni fácil, por eso hay que cuidarlo.  Para que lo puedan entender podemos usar situaciones que ellos ya viven, por ejemplo, que si estudian más les irá mejor en las calificaciones, o entre más entrenan en un deporte más competitivos serán.  Queremos que entiendan que sus ideas y esfuerzos siempre se verán recompensados y retribuidos.  

Ayudemos a nuestros hijos a empezar

con buen paso su vida financiera.

 

.